Cuantas veces no nos hemos sentido cansados de resolver los problemas de los demás sin ocuparnos de los nuestros, ayudar es una cosa, tomar responsabilidades que no nos corresponden es otra.

Pero lo peor del asunto es que si le resolvemos sus problemas a alguien, lo estamos perjudicando e impidiendo su crecimiento saludable, porque para eso son sus problemas, para que crezca.

Así que, te invito a usar esta terapia para solucionar esta situación en tu vida, úsala tantas veces como lo necesites, hasta sentir que puedas decir NO, sin sentirte mal, cuando alguien te pida que le resuelvas su problema y así vivir mejor tu vida y devolverle a los demás su oportunidad de crecimiento.

Usa esta terapia cuando:​

Estás cargando con problemas que no te corresponden, problemas de:

    • Papá o de mamá
    • Hijos
    • hermanos
    • Amigos
    • Cualquier otra persona

Se te hace difícil decir no cuando alguien te pide algo

En la oficina todos te cargan la mano (todo lo tienes que hacer tú)

​En la casa todos te cargan la mano (todo lo tienes que hacer tú)

​No te ocupas de ti por estar resolviendo los problemas de los demás.

Deja tu Comentario: