El odio, en cualquiera de sus niveles, desde un odio profundo hasta un simple rencor, es una emoción y como todas las emociones no es ni buena ni mala, simplemente tiene una función que cumplir, en este caso, la función del odio es evitar que te acerques a una persona que, según tu percepción, te hizo daño, para que así no te vuelva a lastimar.

Leer Más

Terapias Básicas

6. Cicatrizando Heridas

11. Digiriendo

17. Más grande que

31. Sanando Relaciones

52. Confianza en mi mismo

Terapias Complementarias

9. Contacto

18. Merecer

21. Pensadero

35. Alineando tus valores

53. Alejándome de personas tóxicas . Submodalidades

63. Resolviendo Paradojas

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}