Más grande que el estres

Muchas gracias Doctor José Miguel, eternamente agradecida. Lloré, lloré y lloré, un llanto que salió desde el bajo vientre hasta la garganta con flemas y mocos. Desde que recuerdo, todos los dias, después de las dos de la tarde, empezaba a sentir miedo, una tristeza profundo, desaliento, pánico, terror y al llegar la noche era peor veía fantasmas y monstruos. Gracias, gracias, gracias.

Deja tu Comentario: